Blog de lausofia25

Blog personal

Noticias y comentarios personales

Cervantes también decía “hijo de puta”

Escrito por lausofia25 08-09-2016 en cervantes. Comentarios (0)

Mi madre y yo mantenemos una disputa a lo Guerra Fría desde que yo tuve edad suficiente para sublevarme y ella se dio cuenta de que había criado a una malhablada sacada de una película de Almodóvar. Lingüísticamente hablando, porque de Penélope Cruz sólo me parezco en el blanco de los ojos. Y que somos gatas, como se denomina a las madrileñas. Los madrileños son gatos, y alguno que otro también es perro.

Nuestra cruzada se enraíza en la pertinencia o no de usar vulgaridades para expresarse. Ella: la mujer con más clase y saber estar que conozco. Yo: una persona que dice lo primero que se me pasa por la cabeza y le añado todo tipo de improperios y cuanta palabra soez se me ocurre. Me fascina.

A mis 28 años mi señora madre me sigue regañando cada vez que suelto un “me cago en todo”, un “joder” o un “menudo gilipollas”. La distancia de 8.019 kilómetros que nos separa no es impedimento para ella: me regaña por Skype, Whatsapp, Facebook, Twitter, y porque no estoy metida en más plataformas, que sino también las aprovecharía para ejercer de dictadora. Digo progenitora.

-Joder, eso es una verdadera putada.

-Julia, ¿es que no puedes hablar bien por una vez en tu vida?

-Mami, las palabrotas las inventaron para hacer más expresivo el lenguaje.

-No me vengas con gilipolleces

Ella por lo visto sí tiene la potestad de decir barbaridades. El estatus de mamá.

Díganme si no se les llena la boca de una euforia enfermiza cada vez que, por ejemplo, le espetan a alguien de frente un sonoro “hijo de puta”, más aún cuando saben que lo es (en sentido figurado, claro). El mundo se para por unos segundos, la garganta siente un carraspeo delicioso al pronunciar la jota, la lengua se recrea en cada sílaba, las letras fluyen en el paladar. Pura liberación del alma.

El Quijote me está dando muchas satisfacciones. La última es que ahora tengo un argumento más para justificar ante mi madre el uso de tacos. Si los empleaba el gran erudito de la lengua española, ¿quién soy yo para no predicar con el ejemplo? Nadie. ‘El Quijote nunca dijo “chino marica”‘

Porque la obra está impregnada de ellos. Un recurso lingüístico que se hace más evidente a medida que el relato avanza. Y con una connotación cada vez más despectiva.

Si al principio aparecían modismos como “bellaco”, “ruin” o “majadero” (la mayoría de ellos pronunciados por el hidalgo con destinatario su fiel escudero), ahora en los diálogos se cuelan groserías como “puto”. O mi preferida: “hijo de puta”, que en tiempos de Cervantes adoptaba la forma de “hideputa” si eras un señor de clase alta o “hijoputa” si pertenecías al populacho. Dime que taco usas, y te diré quién eres.

Algo muy significativo de El Quijote, publicado cuando la Inquisición seguía vigente, es la influencia de la religión en la construcción de insultos. Algo que no deja de ser paradójico: ¿será que a Dios no le importa que ofendamos al prójimo con palabrotas hechas a su medida? “Bellaco descomulgado” o “traidor blasfemo” son algunas de las lindezas que el Quijote le reserva a Sancho cuando pone en duda la belleza de la amada de su señor, Dulcinea.

Paradójico es también que esta semana, en la manifestación que convocó la Iglesia católica y unos cuantos godos intransigentes más a favor de la familia tradicional (padre, madre e hijos) y los valores cristianos, se pudieran leer pancartas como (y copio textual): “Parody su puta madre la crio sadica puta y desvergonzada”.

Y me niego a transcribir más de la cita (ahí no termina) primero porque a los imbéciles no hay que darles más cobertura de la necesaria. Segundo porque no comulgo con la gente que le da patadas al lenguaje y a la ortografía (la señora que exhibió el cartel se comió todas las tildes, comas y la dignidad). Tercero porque las palabrotas se respetan: si se utilizan, se hace con propiedad, conocimiento de causa y cuando uno puede justificar su uso. Sino, mejor cerrar la bocaza, que es lo que debería haber hecho la mujer que portaba esa mierda inmunda a modo de mensaje reivindicativo.

¿Ven? Así se insulta. De nada, Cervantes.


Título

Escrito por lausofia25 22-04-2016 en Ventana. Comentarios (0)

1461291428_img-20160421-210846474.jpgVentana de ohio.


DESCRIPCIÓN DE DON QUIJOTE DE LA MANCHA

Escrito por lausofia25 01-04-2016 en QUIJOTE. Comentarios (0)

Cuyo nombre es Alonso Quijano el bueno. Hidalgo de 50 años, desgarbado, seco de carnes, enjuto el rostro, devorador de libros de caballerías, hasta el punto de creerse uno de ellos. Profundo creyente en Dios y fiel a su doctrina. Este personaje de Cervantes simboliza los ideales más altos a que aspira la condición humana, lo inalcanzable y lo sublime, la limpieza del alma y la grandeza espiritual.

Euquerio Amaya (Adolfo Milanés)

Escrito por lausofia25 26-02-2016 en biografia. Comentarios (0)

Nació en Ocaña en 1883 y murió en la misma ciudad el domingo 22 defebrero de 1931, bien entrada la tarde, según nos relata su amigo Felipe Antonio Molina en una de sus crónicas memorables.

Paradójicamente este pensador de la dulzura que había cantado al agua e interrogado a Dios, en su poema lied  , sobre la efímera existencia del hombre sobre la tierra, se quitó la vida con áspero pedazo de plomo que rompió su cabeza de soñador y de poeta.

La crítica literaria reconoce en Milanés, no obstante su escasa producción en el mundo del verso, uno de los poetas más auténticos que hayan enriquecido la literatura del país.

Manuel Roca Castellanos, comentando el suicidio de Milanés expresa: “Nunca imaginamos que a nuestro poeta se lo llevara la tragedia” Sin embargo, más adelante escribe: “Dentro de la configuración mental de Euquerio Amaya no resulta ilógico el final.”

La noticia de la muerte de MILANËS tuvo repercusión nacional y en la conventual Ocaña de la época, su tragedia debió mover los cimientos dela crítica en todas las dimensiones; desde la más humana y sensible del quehacer literario y filosófico que aún interroga a la mente sus determinaciones, hasta aquella crítica perversa y anticristiana que se ensaña en los muertos para zaherir e irrespetar su recuerdo.

La modesta tumba de MILANÉS siempre me ha conmovido, con su sencillo recordatorio de un cántaro y epitafio, a la puerta falsa del cementerio de Ocaña.

Por esta puerta falsa entraron el ataúd de un hombre íntegro y auténtico, el lunes 23 de febrero de 1931; por allí, era la norma, se entraran los cadáveres de los suicidas, práctica que por fortuna nuestra iglesia católica ha corregido, porque era en antaño una forma de afrenta para mortificar y golpear aún más a la familia del fallecido.

Opino que en el cementerio central debe levantarse un mausoleo para los restos del gran escritor; de modo que su nombre y periodo de su meritoria existencia ( 1883 ? 1931), queden grabados en bronce o en mármol, como imperecedero recuerdo de la intelectualidad de Ocaña a su poeta.

Euquerio Amaya, o mejor ADOLFO MILANÉS, seudónimo con que firmó sus diferentes escritos en verso o en prosa, por los años veinte,perteneció en Ocaña a un movimiento literario llamado LOS FELIBRES, grupo formado con Edmundo Velásquez y Enrique Pardo Farelo ( Luis Tablanca).

A la muerte de MILANÉS el grupo LOS FELIBRES se disgregó: a su deceso,esta triada de la cultura literaria de la ocañeridad de los años veinte, también dejo de existir entre nosotros?

El doctor Luis Eduardo Páez Courvel, con su castiza prosa compuso la interpretación estética y lírica del poeta suicida.

En este escrito se hace exaltación de MILANÉS, uno de los poetas más representativos de Colombia.

Milanés escribió un poemario con el nombre de CURVAS Y RECTAS que tuvo acogida entre la intelectualidad ocañera y de la provincia y difusión en el ámbito nacional.

A su muerte se editó su álbum: OCAÑA POR DENTRO en donde aparecen exquisitos dibujos y escritos realizados con esa ternura que caracterizaron su dedicación al mundo del arte.


biografia de Enrique Pardo Farelo

Escrito por lausofia25 25-02-2016 en enrique pardo farelo. Comentarios (0)

Nació en El Carmen (N de S), el 11 de diciembre de 1883 y falleció en la misma ciudad el 1 de junio de 1965.

Firmó sus escritos y poemas con el seudónimo de LUIS TABLANCA.

Fue periodista durante toda su vida y colaboró con diferentes publicaciones nacionales: El Espectador, El Tiempo, entre otros Fue cofundador de la revista Cromos

En el prólogo de su novela autobiográfica: UNA DERROTA SIN BATALLA, el señor Leonardo Molina Lemus, comenta sobre el ancestro de Enrique Pardo Farelo.

El sacerdote Joaquín Gómez Farelo, en el siglo XVIII escribió la historia de la aparición de la Virgen de Torcoroma, extenso ensayo en prosa literaria.

Algunos de sus ascendientes se desplazaron hacia el norte de la ciudad de Ocaña y ofrecieron las partes planas de sus fincas para la fundación de El Carmen, pero los pobladores escogieron en definitiva el sitio de Estancia Vieja en donde el 16 de julio de 1868 se funda la población en homenaje de amor filial por la advocación de la Virgen María del Monte Carmelo.

El Carmen tiene una extensión de 1687 km2 y dista de la ciudad de Ocaña a sólo 43 Km.

Enrique Pardo Farelo en busca de mejor horizonte se hace presente en Ocaña en los días de su juventud ; y por la época, el mismo confiesa, sus bases culturales eran apenas elementales; pero buen lector y con deseo de superación; aparte de esta disposición personal, tiene la suerte de encontrar trabajo en casa de los señores Jácome Niz que ponen a disposición del futuro escritor su biblioteca familiar. Allí comienza su formación de autodidacta que unido a su privilegiado talento hicieron de él uno de los mejores escritores del norte de Santander.

Con el nivel cultural adquirido en los libros, que según un escritor inglés constituyen la verdadera universidad, Pardo Farelo se relaciona en la ciudad de Ocaña con dos amigos compenetrados con el periodismo; en especial del arte y la cultura Euquerio Amaya y Edmundo Velásquez, Alguien los bautizó LOS FELIBRES y cada uno en su género dejó huellas literarias que atesora la ciudad de Ocaña y por extensión la provincia de Ocaña.

Pardo Farelo llegó a ser Secretario de Hacienda del Departamento Norte de Santander, y pudo haber ascendido en la escala política, pero nunca ambicionó este tipo de representaciones. De él dijo el presidente de Colombia, Dr. Eduardo Santos:LUIS TABLANCA era una víctima ilustre de la modestia.

Luego de una corta actuación como diputado a la Asamblea Departamental, y tal vez decepcionado del trajinar político, consagró el resto de su meritoria existencia a favor de El Carmen, la ciudad que lo vio nacer y que guarda amorosa sus cenizas y palabras; de quien un día el meritorio patricio carmelitano les comentó a quienes le animaban a continuar ascendiendo en la representación política representativa de Colombia:Yo estoy convencido de que sirviéndole a mi pueblito natal le sirvo a la provincia, al Departamento y a la misma patria.