Blog de lausofia25

Euquerio Amaya (Adolfo Milanés)

Nació en Ocaña en 1883 y murió en la misma ciudad el domingo 22 defebrero de 1931, bien entrada la tarde, según nos relata su amigo Felipe Antonio Molina en una de sus crónicas memorables.

Paradójicamente este pensador de la dulzura que había cantado al agua e interrogado a Dios, en su poema lied  , sobre la efímera existencia del hombre sobre la tierra, se quitó la vida con áspero pedazo de plomo que rompió su cabeza de soñador y de poeta.

La crítica literaria reconoce en Milanés, no obstante su escasa producción en el mundo del verso, uno de los poetas más auténticos que hayan enriquecido la literatura del país.

Manuel Roca Castellanos, comentando el suicidio de Milanés expresa: “Nunca imaginamos que a nuestro poeta se lo llevara la tragedia” Sin embargo, más adelante escribe: “Dentro de la configuración mental de Euquerio Amaya no resulta ilógico el final.”

La noticia de la muerte de MILANËS tuvo repercusión nacional y en la conventual Ocaña de la época, su tragedia debió mover los cimientos dela crítica en todas las dimensiones; desde la más humana y sensible del quehacer literario y filosófico que aún interroga a la mente sus determinaciones, hasta aquella crítica perversa y anticristiana que se ensaña en los muertos para zaherir e irrespetar su recuerdo.

La modesta tumba de MILANÉS siempre me ha conmovido, con su sencillo recordatorio de un cántaro y epitafio, a la puerta falsa del cementerio de Ocaña.

Por esta puerta falsa entraron el ataúd de un hombre íntegro y auténtico, el lunes 23 de febrero de 1931; por allí, era la norma, se entraran los cadáveres de los suicidas, práctica que por fortuna nuestra iglesia católica ha corregido, porque era en antaño una forma de afrenta para mortificar y golpear aún más a la familia del fallecido.

Opino que en el cementerio central debe levantarse un mausoleo para los restos del gran escritor; de modo que su nombre y periodo de su meritoria existencia ( 1883 ? 1931), queden grabados en bronce o en mármol, como imperecedero recuerdo de la intelectualidad de Ocaña a su poeta.

Euquerio Amaya, o mejor ADOLFO MILANÉS, seudónimo con que firmó sus diferentes escritos en verso o en prosa, por los años veinte,perteneció en Ocaña a un movimiento literario llamado LOS FELIBRES, grupo formado con Edmundo Velásquez y Enrique Pardo Farelo ( Luis Tablanca).

A la muerte de MILANÉS el grupo LOS FELIBRES se disgregó: a su deceso,esta triada de la cultura literaria de la ocañeridad de los años veinte, también dejo de existir entre nosotros?

El doctor Luis Eduardo Páez Courvel, con su castiza prosa compuso la interpretación estética y lírica del poeta suicida.

En este escrito se hace exaltación de MILANÉS, uno de los poetas más representativos de Colombia.

Milanés escribió un poemario con el nombre de CURVAS Y RECTAS que tuvo acogida entre la intelectualidad ocañera y de la provincia y difusión en el ámbito nacional.

A su muerte se editó su álbum: OCAÑA POR DENTRO en donde aparecen exquisitos dibujos y escritos realizados con esa ternura que caracterizaron su dedicación al mundo del arte.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: